80ª Aniversario – Cabo Vilán – Sitio Natural de Interés Nacional

Faro Vilán

Donde algunos sitúan la Isla de la Atlántida (entre Faro Finisterre y Cabo Villano). Tierra de dólmenes y castros, en la que los Celtas adoraban al Sol, su puesta y salida, representan el ciclo de la vida misma. Lugares donde se practicaba la amistad del muslo; ritos de fecundidad y purificación.

Es el Promontorio Sequens, que vió a las naves romanas dirigirse al puerto de La Coruña para su posterior conquiesta de Gaicia. Enclave donde el general Sextius clavó las Aras Sextianas (según Ptolomeo) para adorar a Augusto y limitar por el Oeste el territorio del Imperio Romano.

Cabo de Belem (hasta el s.XVI), símbolo cristiano de fecundidad y purificación, rodeado de monumentos suevos-visigóticos-románicos-cristianos, de culto a la mujer: Nosa Señora da Atalaya en Laxe, Santa Mariña de Tosto en Santa Mariña, Nosa Señora do Monte en Camariñas, Santa María de Xaviña, Santa María de Ozón, Santa María de Muxía, Santa María de Morquintian e Nosa Señora das areas en Fisterra.

Cambia el nombre a Cabo Villano y Costa da Morte a mediados del s. XVI, por la falta e constancia a la navegación a la derecha de Finisterre. En 1828 el matemático Domingo Fontán, la elige como estación geodésica para la elaboración del mapa científico de España.

A mediados del siglo XIX, edad de Oro de las señales marítimas, el primer faro toma vida en 1854. Debido a las incidencias con éste y al hundimiento del Serpent el 10/11/1890, a recomendación de las autoridades inglesas, toma cuerpo el nuevo Faro, bajo la dirección del ingeniero Adolfo Pequeño Fernández, terminado el 15/01/1896, siendo el primer faro eléctrico y de más potencia de la época.

El 5 de noviembre de 1933, se declara Sitio Natural de Interés Nacional, al espacio comprendido entre, el viejo faro y el islote de Vilán de Fóra. El ingeniero constructor en su elección de materiales y diseño, encuadró la torre en el entorno para formar parte del mismo, creándose así, la verdadera Catedral de la Costa da Morte.

Zona, llena de sensualidad e historia labrada en piedra por la acción del viento, mar y lluvia: Penedos de Traba, Penedos de Pasarela, Pedra do carallo (Santa Mariña), Penedos de Camariñas: Pedra do Oso, Pedra dos Enamorados, Pubis de Mujer (éstas en la zona de Reira), Pedra da Calabera y de la Moa (ambas en Vilán de Terra), Cabeza de Gigante y Grietas donde anidan araos, gaviotas y alcatraces (Vilán de Fóra), Sagradas Piedras de Muxía: Pedra dos Cadrís, Timón e Pedra Dabalar, éstas últimas mencionadas en el Códice Calixtino.

Territorio del Fin del Mundo, purificación, contemplación, disfrute de los sentidos, puntillas y buena mesa. Lugar donde por tierra, mar y aire, el FARO VILÁN, invita e indica al peregrino, el camino a seguir…

Share Button